sábado, 11 de marzo de 2017

La Luz Azul

LA LUZ AZUL


Últimamente se habla mucho de la luz azul, sobre todo del peligro potencial que supone para la retina y su relación con la Degeneración Macular Asociada a la Edad, las cataratas, el síndrome visual informático . Sin embargo, la luz azul también es necesaria para la salud.
Necesitamos el sol, nuestro cuerpo necesita de la exposición solar para tener una optima salud. De hecho, el sol es un gran sanador, ya que brinda múltiples beneficios y nos ayuda a mantener el funcionamiento de nuestros sistemas biológicos

El sol emite radiaciones electromagnéticas con diferentes longitudes de onda, dentro de éstas encontramos la radiaciones ultravioleta (UV) y por su frecuencia se encuentran entre los 100 y 400 nm (nanómetros).
La radiación UV se divide en:
UV-A
·         El UVA es el responsable del bronceado y envejecimiento de la piel.
·         Los rayos UVA tienen longitudes de onda de entre 315 nm y 400nm.2
·         El 95% de la energía solar UV que llega al ecuador es UVA.2
·         Se ha demostrado que el UVA empeora los daños oculares causados por el UVB.3
UV-B
·         El UVB daña el ADN y causa daño en los tejidos y quemaduras solares.
·         Los rayos UVB tienen longitudes de onda de entre 280 nm y 315 nm
·         El UVB representa el 5% de la energía solar UV que llega al ecuador2
·         El UVB es mucho más activo biológicamente que el UVA4
UV-C
·         El UVC es la banda de frecuencias más tóxica, pero la mayor parte de esta radiación es absorbida por la atmósfera.

·         Los rayos de UVC tienen longitudes de onda de entre 100 nm y 280 nm.2


Aproximadamente el 25% de la luz blanca visible es de color azul. Dentro del espectro de rayos azulados que la componen, existen diferentes tonos, con una longitud de onda diferente. No todos los rayos de luz azul son perjudiciales para nuestra salud,  pues también este tipo de luz regula el ritmo circadiano (ritmo día/noche)

Alteración de los ritmos circadianos.
Las pantallas emiten luz azul-violeta para que los puedas ver incluso en las horas más soleadas del día. Pero, por la noche, tu cerebro se queda confundido por esta luz, intensa como la solar, suprimiendo la síntesis de melatonina -la hormona del sueño- la hormona que da a tu cuerpo la señal de ir a dormir. Dicho de otra forma: la luz de los dispositivos electrónicos puede interrumpir tu ciclo de sueño, haciendo más difícil dormir y permanecer dormido y esto, a la larga, puede llegar a causar serios problemas de salud.

Aumenta el riesgo de degeneración macular
azul-violeta es la que tiene la longitud de onda más corta y, por tanto, es la que más energía tiene, puede provocar fatiga y estrés visual, además una exposición prolongada a la luz azul-violeta por debajo de 460 nm, con un máximo de 440 nm, puede contribuir al daño fotoquímica de la retina, aumentando el riesgo de Degeneración Macular Asociada a la Edad)

Se ha llevado a cabo un estudio en la Universidad Complutense de Madrid que analiza los daños que se producen en la retina. El estudio se realizo sobre las células del epitelio pigmentario de la retina. Las hicieron incidir luz LED directa con diferentes intensidades durante 72 horas. Y ahora viene lo escalofriante:
Casi el 95% de las células morían cuando se les hacía incidir la luz sin protección para la luz UV. ¡¡¡Solo quedaban vivas un 5% de células!!!
La exposición de los ojos a la luz azul-violeta ha aumentado de forma increíble en los últimos años debido, fundamentalmente, a tres causas:
1.    Las fuentes de luz artificial emiten en la banda de longitudes de onda de la luz azul más nociva para la retina. La luz visible de los LED y las pantallas de diferentes dispositivos (Smartphone, Tablets, ordenadores…) tiene un porcentaje mucho mayor de luz azul que las luces naturales.
2.    El uso de luces LED y de dispositivos electrónicos se ha multiplicado en los últimos años. 
3.    La irrupción de los dispositivos electrónicos que emiten tanta cantidad de luz azul-violeta se ha producido en muy poco tiempo, sin dejar tiempo suficiente para que el organismo cree mecanismos fisiológicos de compensación para protegerse.









lunes, 6 de marzo de 2017

Curiosidades de nuestros ojos



¿Qué nos desvelan tus ojos?


Cuántas copas has tomado. 
Científicos de la Universidad de  Atlanta demuestran en una investigación reciente que  las personas con ojos azules tienden a consumir mayor cantidad de alcohol que los individuos con ojos marrones. Esto se debe a que los individuos con los ojos de color marrón son genéticamente más sensibles a los efectos del alcohol, y por ese motivo evitan abusar de su consumo.










Eres curioso? 
Según el investigador Evan Risko,  El deseo de conocimiento y nuevas experiencias se puede medir analizando el movimiento de sus ojos al contemplar una serie de imágenes.






Enfermedades de la piel. 
Según el color de los ojos de una persona podemos saber qué enfermedades cutáneas corre el riesgo de padecer. Según un estudio de  Nature Genetics, las personas de ojos marrones son menos propensas a ser víctimas de un melanoma, el cáncer cutáneo más peligroso. Y aquellas de iris azulado presentan menos probabilidades de contraer vitíligo, una enfermedad autoinmune degenerativa que causa pérdida de pigmentación irregular en la piel con la formación de parches blancos en cara, manos, pies, codos y rodillas.


Tu personalidad. 

Si nuestro iris presenta un gran número de filamentos radiales a la pupila seremos más honestos y sensibles, además de experimentar más emociones positivas. Por el contrario, si esos filamentos tienen forma de anillos concéntricos a la pupila seremos impulsivos y nerviosos. La culpa la tiene el gen Pax6, responsable del crecimiento del tejido ocular, pero también del desarrollo de una zona del cerebro conocida como corteza ungulada anterior que regula el estado de ánimo y donde reside el autocontrol.



martes, 21 de febrero de 2017

¿QUÉ ES EL SINDROME VISUAL INFORMATICO?


El síndrome visual informático es uno de los efectos secundarios negativos a los que están expuestas las personas que pasan un tiempo prolongado frente a las pantallas de su ordenador, Tablet o Smartphone 
Sabemos que la vida cotidiana ya no puede entenderse sin los dispositivos móviles. En esta última década los hemos ido incorporando a nuestros hábitos y hoy en día se han convertido en un elemento indispensable.
Los teléfonos móviles inteligentes en España, representan ya el 87% del total de teléfonos móviles, lo que sitúa a nuestro país en la primera posición a nivel europeo.
La edad de inicio es mucho más temprana. En 2015, un 98% de los jóvenes de 10 a 14 años contaba ya con un teléfono de última generación con conexión a Internet.
En 2020 existirán más de 50 mil millones de dispositivos conectados en el mundo,
Según la Academia Americana de Optometría, El Síndrome Visual Informático es un conjunto de signos y síntomas oculares y visuales que, a largo plazo, puede disminuir la calidad de vida de quienes lo padecen.
De acuerdo con su investigación, se sabe que el uso prolongado del ordenador en la jornada laboral provoca problemas de fatiga visual al 70-90% de esos trabajadores que utilizan el ordenador más de tres horas seguidas y que estos presentan serios problemas de fatiga visual, (debido a diversos factores: definición de letras, nivel de contraste, deslumbramientos y reflejos en la pantalla, distancia, ángulo de trabajo, etc.)
Por otro lado, el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Laboral en Estados Unidos advierte de que un 90% de las personas que pasan tres o más horas seguidas frente a estas pantallas están en un alto riesgo de desarrollar este síndrome.

Los síntomas comunes del estrés visual digital son:
    

                           



                              


           Dolor de cuello
                                                                                                                                                                                                                                   Dolor de Cabeza

      - Dolor de ojos

      - Vision borrosa o doble   

      - Sensibilidad a la luz                                                                                                      
                                                                                                                                         
          - Lagrimeo


           
- Sequedad en los ojos
- Enrojecimiento en los ojos
- Rigidez
- Dolores musculares y articulares
- Picor e hinchazón facial
- Cefaleas y migraña
- Náuseas, mareos y vértigos